Capitán Abdón Calderón Garaycoa, (*)[1]

Varón 1804 - 1822  (17 años)


Información Personal    |    Notas    |    Fuentes    |    Todos    |    PDF

  • Nombre Abdón Calderón Garaycoa 
    Título Capitán 
    Sufijo (*) 
    Nacimiento 30 Jul 1804  Cuenca, Azuay, Ecuador Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Bautismo 31 Jul 1804  Cuenca, Azuay, Ecuador Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Sexo Varón 
    Fallecimiento 6 Jun 1822  Quito, Ecuador Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Persona I683994  Los Antepasados
    Última Modificación 12 Feb 2018 

    Padre Francisco García Calderón,   n. Pinar del Río, Cuba Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 3 Dic 1812, Ibarra, Ecuador Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Madre Manuela de Jesús Josefa Nepomusena Medranda Garaycoa Llaguno,   c. 8 Jun 1784, Guayaquil, Guayas, Ecuador Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Familia F207085  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Notas 
    • Abdón tenía apenas 18 años cuando estalló en Guayaquil la revolución del 9 de octubre de 1820. Después de la Independencia de Guayaquil, el 9 de octubre de 1820, el ilustre José Joaquín de Olmedo crea un ejército llamado División Protectora de Quito con la finalidad de independizar también al resto de la Audiencia. Ese mismo día, Abdón se alistó en el división donde alcanzó el grado de Subteniente en el Batallón Voluntarios de la Patria bajo órdenes de don Ignacio Salazar. Se destacó de inmediato por su "valor heroico", según palabras del coronel patriota Luis Urdaneta, quien pidió para Abdón el grado de teniente después del triunfo de Camino Real (9 de noviembre de 1820). Con ese grado militar tomó parte en los diversas acciones de la campaña libertadora de 1820-1822: la primera derrota de Huachi, la de Tanizagua, la victoria de Cone, la segunda derrota de Huachi, el avance de Guayaquil a Cuenca y de Cuenca a Quito. Para cuando peleó en la Batalla del Pichincha, Abdón Calderón, pese a su juventud, era todo un veterano de la guerra.

      La Batalla de Pichincha y su posterior muerte[editar]
      La Batalla de Pichincha fue el escenario del acontecimiento que lo haría una leyenda, su propia muerte. Sus hechos en aquel memorable 24 de mayo de 1822 han sido narrados innumerables veces con toda suerte de adjetivos grandilocuentes, creando un mito a veces risible que antiguamente se enseñaba en las escuelas primarias ecuatorianas sobre un personaje con capacidades casi sobrehumanas, totalmente desmembrado por cañonazos, que sostenía incansablemente la bandera Independentista casi con los dientes hasta finalmente morir en batalla. Esta narración proviene de la estampa escrita a principios del siglo XX por Manuel J. Calle, quien en su obra "Leyendas del Tiempo Heroico", valiéndose de una serie de hipérboles, quiso destacar el heroísmo del joven cuencano en medio de la Batalla. A pesar de ser solo una hipérbole, la narración de Calle fue tomada como un hecho histórico por varias generaciones de ecuatorianos.

      La historia real es que Abdón Calderón, a pesar de haber recibido 4 herida de balas, prefirió permanecer inamovible en la línea de fuego, alentando a todo su batallón y cargando incansablemente la que es ahora la bandera de Guayaquil. Al terminar el feroz combate fue trasladado a la ciudad de Quito, donde murió al cabo de catorce días el 7 de junio de 1822. Antonio José de Sucre en su escueto parte de la Batalla de Pichincha, fechado el 28 de mayo del aquel año: " [...] hago una particular memoria de la conducta del Teniente Calderón, que habiendo recibido sucesivamente cuatro heridas, no quiso retirarse del combate. Probablemente morirá, pero el Gobierno de la República sabrá compensar a la familia los servicios de este oficial heroico".

      Cuando Simón Bolívar llegó a la ciudad de Quito y se enteró de estos hechos, ascendió póstumamente a Calderón al grado de capitán y decretó que su sueldo fuera entregado a su madre. La compañía del Batallón Yaguachi a la que perteneció Calderón no tendría capitán y en las revistas, al mencionarse su nombre, la tropa habría de contestar: "Murió gloriosamente en Pichincha, pero vive en nuestros corazones".

      En los cuerpos de caballería del Ejército ecuatoriano, siempre es recordado en los cambios de guardia semanales con el grito del oficial: "Capitán Abdón Calderón..."

      Hay dos colegios militares con su nombre, en la ciudad de Quito2 y Cuenca.

      Así mismo, el histórico cañonero BAE Calderón fue nombrado en su honor. Y recientemente a mediados de Septiembre 2014, la Policía Militar de Venezuela adoptó el nombre de "Calderón 352" en honor al joven héroe

  • Fuentes 
    1. [S927] Sociedad colonial de Guayaquil, Robles Chambers, Pedro , (Editorial de la Biblioteca de la Ilustre Municipalidad de Guayaquil (2008)).