Juan Francisco Rodríguez de Estela Salvatierra[1]

Varón 1642 - Sí, fecha desconocida


Información Personal    |    Notas    |    Fuentes    |    Todos    |    PDF

  • Nombre Juan Francisco Rodríguez de Estela Salvatierra 
    Bautismo 18 Sep 1642  Catedral Metropolitana, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [1
    Sexo Varón 
    Fallecimiento Sí, fecha desconocida 
    ID Persona I34510  Los Antepasados
    Última Modificación 13 Mar 2010 

    Padre Juan Rodríguez de Estela,   n. Lisboa, Portugal Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Madre Catalina de Aguilar Burgos Salvatierra,   n. 1598, Santa Fe, Santa Fe, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 1666, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  (Edad 68 años) 
    Casado 24 May 1641  Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [1
    ID Familia F14346  Hoja del Grupo  |  Family Chart

    Familia Francisca Pacheco de la Serna,   n. Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 22 Oct 1698, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Casado 4 Oct 1668  Catedral Metropolitana, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [1
    Hijos 
    +1. Juan Rodríguez de Estela Pacheco,   n. 1671,   f. Sí, fecha desconocida
    +2. Carlos Rodríguez de Estela Pacheco, (*),   n. 1672, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. Sí, fecha desconocida
    +3. Isabel Rodríguez de Estela Pacheco
     4. Francisco Rodríguez de Estela Pacheco,   c. 24 Nov 1681, Basílica Nuestra Señora de la Merced, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. Sí, fecha desconocida
    Última Modificación 2 May 2015 
    ID Familia F12191  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Notas 
    • JUAN FRANCISCO RODRIGUEZ DE ESTELA Y SALVATIERRA recibió las aguas y óleos del bautismo en la Catedral de Buenos Aires el 18-XI-1642, bajo el padrinazgo de Pedro Morales Mercado y de Mariana de Manzanares, su mujer, prima del párvulo. (Al margen de la partida respectiva una anotación expresa; "sus padres velados en 3-VI-1641").
      Juan Francisco usó asimismo los apellidos Pérez de Burgos y Aguilar, debido sin duda al proceso inquisitorial contra su padre. La madre, doña Catalina, declaró en el testamento de 1666, que dicho hijo suyo "siendo niño se fue de esta ciudad, y entiendo está en el Perú". Con certeza, no solo tierras incaicas conoció el movedizo adolescente, sino que además anduvo de recorrida por las regiones tropicales del Brasil. Comoquiera, en 1668, nuestro andarín hallábase de vuelta en sus patrios lares, donde el Cabildo lo eligió para el cargo de Alcalde de la Santa Hermandad; es decir Juez, con competencia en la campaña. También ese año de 1668, el "Alférez "Juan RS. Estela", figura en el acuerdo capitular del 23 de julio, como "Contador de la Santa Cruzada".
      Originariamente, esta "Santa Cruzada" fue una milicia en lucha contra los infieles, cuya insignia era una cruz que se exhibía en el vestido. Los Papas otorgaban indulgencias a quienes formaban parte de ella. "Bula de la Cruzada" llamóse dicha entidad, en razón de que muchos de sus privilegios se asemejaban a los que recibían los guerreroa en Tierra Santa. El Sumo Pontífice extendió, después, la gracia de esas mercedes a los Reinos españoles por su constante batallar en pro de la Fé. Aquí, en América, se designaban Comisarios en los distintos obispados; y Notarios, Tenientes, Contadores y Receptores en las jurisdicciones de los Cabildos, donde, al publicarse cada vez solemnemente "la Bula", los cabildantes recaudaban limosnas, cuyos donativos según lo prometían las indulgencias, atenuaban las penas eternas merecidas por los pecadores generosos.
      En verdad, resulta paradojal que fuera nada menos que Contador de la Santa Cruzada el hijo de un sefardí portugués, que pocos años más tarde, sería sometido a proceso en las cárceles del Santo Oficio de Lima, acusado de judío practicante y sacrílego.
      El mismo año de su retorno a Buenos Aires nuestro personaje contrajo nupcias en la Catedral el 4-X-1668, con Francisca de la Serna Pacheco, hija del Alguacil Mayor Francisco González Pacheco y de su 3ª y última esposa Antonia de la Serna Salazar. (Ver el apellido González Pacheco). Testigos de aquella boda fueron; el "Veinticuatro" (Regidor) Hernando de Rivera y María de Manzanares, deudos del novio, y el Capitán Amador de Roxas e Ignacio de Agüero. Los contrayentes moraron luego en casa propia, edificada en un terreno de 35 varas de frente y 70 de fondo, en el "varrio de abajo" - hoy calle México al 500, entre Bolívar y Defensa.

      Mi antepasado atestigua en torno a una inminente invasión portuguesa

      Con motivo de haberse agudizado la tensión fronteriza entre España y Portugal sobre sus respectivos dominios en la cuenca del Plata, el Gobernador Joseph Martínez de Salazar ordenó levantar en Buenos Aires, ante Escribano, una información de testigos, entre los cuales mi antepasado "el Alférez Juan Francisco Rodríguez de Estela" fue mandado comparecer. Y el 28-III-1673, previo el juramento de estilo, hizo la siguiente declaraciones acerca del delicado asunto internacional de referencia:
      Dijo nuestro Alférez que había estado en Río de Janeiro "abrá tiempo de un año", y que allí pudo enterarse y sacar copia de un "Informe Secreto", confeccionado por un tal Matías de Mendoza, agente del Gobernador lusitano General Juan de Silva de Souza, cuyo escrito revelaba las intenciones y gestiones realizadas por éste, a fin de poblar con súbditos portugueses la isla de Maldonado y las tierras baldías - que hoy forman la Banda Oriental del Uruguay - linderas con el Brasil; por que en tales parajes, hasta frente a Santa Fé, "havía mucha copia de ganados vacunos en que se podía hacer cantidad de cueros"; y con la cooperación de los "indios várbaros", los ocupantes de esa despoblada región española podrían abrirse paso hasta la ciudad de Santa Fé.
      De yapa aquel agente Matías de Mendoza le propuso a Rodríguez de Estela trabajar como espía del enemigo; "pasarse a Portugal", asegurándole recibiría por sus trabajos "muchas mercedes del Príncipe de esa nación". A tal oferta mi antepasado dijo haber respondido "que él no quería hazer ese agravio a su Rey de España", y "que se hallava con obligaciones y ya muy viexo" - en realidad sobre pasaba apenas los 30 años. Agregó el deponente conocer bien el país limítrofe, por "aver ido a dichos estados del Brasil quando fue niño", y que acababa de retornar de allí a Buenos Aires en un navío de Registro del Capitán Juan Tomás Milutti. En cuanto al proyecto de invadir y poblar los portugueses a la Banda Oriental de nuestro río, el declarante insistió saber de buena fuente que el Gobernador Silva de Souza ya tenía en su poder el material bélico que le enviaron de Lisboa a ese efecto, y que, a la sazón, estábanse reclutando voluntarios en la villa de San Pablo, "que esta muy poblada de jente valdía y facinerosa". Terminó Rodríguez de Estela su interesante declaración diciendo; "que es de hedad de treinta y dos años, poco más o menos", y la firmó por ante el Escribano de Su Magestad, Juan de Reluz y Huerta.

      Ultimos años y confusa muerte de mi antepasado

      En 1674, en la nómina o padrón referente a los vecinos participantes en la exportación de 40.000 cueros de toros que se embarcaron en los navíos llamados "Lubequesa", "Roble" y San Joseph", de Miguel Gómez del Rivero, al precio de 11 reales el cuero, que el Cabildo debió de repartir entre 351 familias de Buenos Aires, bajo el Nº 48 figura el nombre de Francisco Rodríguez Estela. Y en otro inventario o lista de indios tupíes que trajo una sumaca del Brasil el 10-IX-1680, y donde constan las personas moradoras de Buenos Aires favorecidas por el Gobernador José de Garro con el reparto de esos indios, se lee; "Xpttoval Báez de ttreinta años, cassado con María, se entregó a doña FRANca. Pacheco, muger de FRANco. Rz. Estela"; el cual, antes de cumplirse cuatro años, perdería en forma extraña la vida.
      En efecto; El "Libro de la Catedral" correspondiente al año 1684, registra que entre los deudores por la "fabrica" de ese templo, "la viuda de Francisco de Estela deve 34 pesos de resto de una pipa de vino que, de cuenta de la iglesia, se vendió en su Pulpería, y quedaron en que se pagaría en leña". Parece que mi lejano abuelo había muerto en forma trágica, o por lo menos confusa, frisando en los 38 años. Con motivo de ello, el 11-VIII-1688, ante el Escribano Juan Castaño Becerra, compareció Juan de Burgos - pariente sin duda del finado - y dijo que en el juicio criminal que se le seguía de oficio al mulato Simón, "esclavo de los herederos del Capitán Francisco de Estela", sobre "haverle muerto con veneno o hechizos a dicho Francisco Rodríguez de Estela", resultaban también procesados - al parecer sin fundamento - Francisco Baya, negro esclavo de aquellos herederos, y el indio tupí Cristóbal, los cuales hallábanse presos "en el Castillo de esta dicha ciudad". Pero como la viuda de la víctima, "Doña Francisca Pacheco", alegaba que los susodichos esclavos le hacían falta para el servicio y conservación de sus haciendas, ella se presentó ante el Gobernador y Capitán General, José de Herrera y Sotomayor, solicitándole procediese, ante el Juez de la causa, a fin de que le entregara, previa fianza de cárcel segura, a ese par de esclavos detenidos. Con tal propósito Juan de Burgos, "haciendo buena obra, conociendo como dice conocer las instancias de esta fianza", obligábase como fiador por el negro Francisco Baya y el indio Cristóbal, quienes quedarían sueltos en poder de su ama; y ésta, por su parte, se comprometía a restituir a los encausados a prisión, cada vez que lo requiriera el Juez competente, hasta la finalización del pleito.
      Francisca de la Serna Pacheco testó una década más tarde, el 22-X-1698, y luego mediante un codicilo en 1705. En la primera escritura declaró que Juan Francisco Rodríguez de Estela, al casarse con ella, llevó 2.000 pesos a la sociedad conyugal; que ella había heredado de su hermano Gaspar de la Serna 9.000 pesos, de los cuales cobró solo 4.500. Entre sus bienes se inventariaron; el sitio y casa de su morada - en una de cuyas piezas funcionaría aquel almacén o pulpería, a cargo de un socio habilitado -; una chacra, comprada al Capitán Diego de Giles, con monte de frutales, varios ranchos, tres galpones y un horno para cocer tejas de barro.
      por Carlos F. Ibgarguren Aguirre

  • Fuentes 
    1. [S112] Los Antepasados, A lo largo y mas alla de la Historia Argentina, Ibarguren Aguirre, Carlos Federico, (Trabajo inedito), Tomo X, Los Rodríguez de Estela (Confiabilidad: 3).