Coronel Santiago Alejo Allende Mendiolaza[1, 2]

Varón 1755 - 1810  (55 años)


Información Personal    |    Medios    |    Notas    |    Fuentes    |    Mapa del Evento    |    Todos    |    PDF

  • Nombre Santiago Alejo Allende Mendiolaza 
    Título Coronel 
    Nacimiento 29 Jun 1755  Córdoba, Córdoba, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [3
    Sexo Varón 
    Fallecimiento 26 Ago 1810  Los Surgentes, Córdoba, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [1
    ID Persona I58598  Los Antepasados
    Última Modificación 11 Ene 2011 

    Padre Felipe Santiago Allende Loza Bravo 
    Madre María de la Cruz Mendiolaza de las Casas,   n. Córdoba, Córdoba, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Familia F20127  Hoja del Grupo  |  Family Chart

    Familia 1 María Micaela de la Quintana Allende,   c. 29 Sep 1774, Catedral Nuestra Señora de la Asunción, Córdoba, Córdoba, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Casado 28 Mar 1796  Catedral Nuestra Señora de la Asunción, Córdoba, Córdoba, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [1, 5
    Tipo: Canónico 
    • Lº Fº 169. Ts.: don Antonio de la Quintana y doña María Mauricia Allende. [4]
    Última Modificación 13 Ago 2015 
    ID Familia F21920  Hoja del Grupo  |  Family Chart

    Familia 2 Nn. 
    Hijos 
     1. Mariano Santiago Allende,   n. Cusco, Perú Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.
    Última Modificación 11 Ene 2011 
    ID Familia F206132  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Mapa del Evento
    Enlace a Google MapsNacimiento - 29 Jun 1755 - Córdoba, Córdoba, Argentina Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsCasado - Tipo: Canónico - 28 Mar 1796 - Catedral Nuestra Señora de la Asunción, Córdoba, Córdoba, Argentina Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsFallecimiento - 26 Ago 1810 - Los Surgentes, Córdoba, Argentina Enlace a Google Earth
     = Enlace a Google Earth 

  • Lugares
    Monte de los Papagayos
    Monte de los Papagayos
    Lugar del fusilamiento de reaccionarios a la revolucion de Mayo.

    Ubicacion: Por ruta provincial 6, unos 2 km al O de Los Surgentes, frente al cementerio sale una calle de tierra hacia el N, tomando por esa calle, 200 mts mas adelante a la izquierda se encuentra el lugar.

    Al amanecer del 26, French encuentra a los viajeros en la posta de Gutierrez y tomando el mando los conduce hacia la posta de Cruz Alta.

    A 12 km antes de la posta los encuentra Juan Ramon Balcarce con una partida de 40 hombres (soldados ingleses desertores de las fuerzas invasoras, elegidos especialmente para evitar que no cumplieran la orden de fusilamiento) quien habia salido de Buenos Aires acompañando a Castelli. Alli hizo quedar los equipajes y a los criados desviando los carruajes hacia el "monte de los papagayos" a un km del camino real, antigua estancia "Las Cañas" de don Benito Casas.

  • Notas 
    • Se hallaba en el Cuzco cuando tuvo lugar la sublevación de José Gabriel Tupac Amarú, a fines de 1780, la que se había iniciado dando muerte al Corregidor de la provincia de Tinta, don Antonio de Arriaga. Al recibirse en la mencionada ciudad la noticia de tan ingrato acontecimiento, Allende reunió hasta 200 hombres voluntarios de varias provincias que se hallaban sin destino en el Cuzco, y uniformándolos a su costa, les proveyó también de caballerías. Allende fué nombrado por el Virrey del Perú, coronel del Regimiento así formado, que fué denominado "Allende".
      A principios de diciembre de 1781, en que un crecido número de rebeldes hostilizó la quebrada de Orubumda y pueblo de Guallabamba, fué comisionado el coronel Allende con su regimiento para castigarlos, consiguiendo en los repetidos avances que efectuó, ponerlos en fuga con notable mortandad sin el menor quebranto en su tropa. Retirado al Cuzco, volvió a salir con su regimiento a contener a los sublevados por la quebrada de Oropesa, logrando sorprenderlos en el campamento que tenían en el paraje denominado "ZayIla", hasta que destrozados, se pusieron en precipitada fuga. Sucesivamente, fué comisionado a picar la retaguardia de los enemigos cuando abandonaron el ventajoso puesto de Ocororo por la parte del cerro de Picho, consiguiendo castigarlos y quitarles algunas armas y equipajes que puso a disposición del coronel de los Reales Ejércitos, don Gabriel de Aviles, comandante militar en aquel tiempo. En vista del acierto con que procedía Allende y su tropa, lo volvió a emplear con 3000 hombres de distintos cuerpos para contener los atrevimientos de los sublevados en los altos de la provincia de Quispicanche, y lo consiguió situándose en el arriesgadísimo paraje de "Yanacocha", manteniéndose allí por el espacio de un mes en continuos choques con los enemigos
      Luego que el Inspector General de aquella región resolvió salir a campaña. Allende fué incorporado en la columna del centro para auxiliar las de las alas hasta que todas se reunieron en el pueblo de Sicuani, donde se le destacó a las órdenes del ya mencionado coronel Aviles; y tuvo la gloria de que a su vista, en los Altos de Nuñoa, en dos días consecutivos derrotaran a los rebeldes aunque eran en número muy superior. Incorporado por 2a. vez al Inspector General, volvió Allende a ser destinado para atacarlos en la función general en que gloriosamente triunfaron las armas de S. M. en el cerro de Con-dorcuyo; y aunque en este día padeció algún quebranto su regimiento y recibió un golpe el propio Allende, tuvo la suerte de ocupar uno de los sitios más ventajosos que defendieron denodadamente los enemigos; pero habiéndolo por último abandonado en vista del empeño y ardor con que se les atacó, dejaron en el campo de batalla muchos muertos y heridos, entre los cuales se contaban algunos de sus principales jefes.
      Allende fué destacado posteriormente a las órdenes del mayor general del ejército don Francisco Cuellar, a la provincia de Carabayn, en seguimiento del caudillo Diego Cristóbal Tupac Amarú, y sabedor el Comandante de que intentaba atacarle, envió a Allende con 800 hombres, a sorprenderlo, lo que logró con felicidad; y al retirarse por la noticia que recibió de que 4000 indios se dirigían a sorprender el resto de las tropas reales en el lugar en que se hallaban acampados, Allende aceleró la retirada con objeto de tomarlos por la espalda, y al efecto, llegó tan al tiempo de iniciarse la acción, que viéndose los enemigos entre dos fuegos, desistieron de su empresa dejando el campo cubiertos de muertos sin pérdida considerable para las fuerzas reales. Al regresar a Carabaya volvieron los rebeldes a hacerle frente a lo columna por cinco partes a un tiempo, con extraordinaria altivez, pero quedaron nuevamente castigados.
      Habiendo regresado el ejército al Cuzco por la estación cruel de invierno. Allende fué empleado con su regimiento para sostener los puertos de la ribera hasta que se le mandó ir a auxiliar el asiento de Paucartambo; y vuelto el ejército a salir a campaña bajo las órdenes del comandante general de Ias armas, el 20-2-1782 se hollaba acampado en el pueblo de Sicuani.
      Terminada la campaña contra los rebeldes, con fecha 15-11-1782, el Virrey del Perú don Agustín de Jáuregui, le expidió a Allende despachos de coronel del Regimiento de Caballería Ligera del Cuzco "Allende" . el Rey le extendió el 15-10-1783 los correspondientes al grado de coronel del Ejército Real.
      Una certificación del general José del Valle, extendida en el Cuzco el 6-11-1783, y otro del coronel Aviles, comandante general de las provincias de fronteras del Perú, comprueban los servicios de Allende.
      Por Real Orden de 1-3-1790 se le concedió a Allende el sueldo de teniente coronel
      12-6-1793 ofreció al gobernador de Córdoba, marqués de Sobre Monte, $ 400 de sus sueldos anualmente, mientras durase la guerra que sostenía España con Francia, y ofreció su persona para el caso en que pasaren a Buenos Aires los 500 hombres de milicias de Córdoba. Tal propuesta fué aprobada por el Cabildo el 11-7-1793
      16-8-1799 con motivo de la guerra que estalló entre la Península e Inglaterra, Allende hizo igual ofrecimiento, y por un certificado expedido en Buenos Aires el 26-11-1802 firmado por Félix de Casamayor, Antonio Carrasco y José María Romero, consta que al causante le fueron descontados de sus sueldos 1336 $; de los cuales 861 con 2 r. por la guerra con Francia desde el 11-6-1793 hasta el 4-9-1795; y 474 con 6 r. por la de Inglaterra, desde el 6-8-1799 a fin de dic. 1801.
      23-7-1797 el virrey Olaguer Feliú le nombró para mandar varias compañías de 100 hombres cada una; las que habían sido reclutadas en Córdoba a propuesta del gobernador de aquella provincia
      24-1-1798 el mismo Virrey le designó coronel del reg. de Milicias de la ciudad de Córdoba
      8-9-1799 era comandante de armas de aquella Capital, fecha ésta en que le fue negado el grado de brigadier que había solicitado.
      15-8-1800 le fueron extendidos despachos de comandante interino del Regimiento de Milicias de Caballería de Córdoba, el que constaba de 1000 plazas, dividido en compañías de 100 hombres cada una
      11-6-1801 el Virrey del Pino le ordenó bajar con 500 de aquellos milicianos a Buenos Aires, trayendo como 2do jefe al comandante del Fuerte de la Asunción de las Tunas. Joseph Ignacio Urizar; y como ayudante, al alférez de dragones Luis Lafinur
      30-7-1801 llegaba Allende al puerto de las Conchas con las 5 compañías, donde se embarcó con 4 de ellas para la Banda Oriental. Por orden expedida en San Gabriel, el martes 3-11-1801 marques de Sobre-Monte, gobernador de Montevideo, se dispuso que Allende marchase con 130 hombres de su regimiento y 70 dragones, al Cerro Largo, que se hallaba en poder de los enemigos.
      Terminada la campaña, el I I de junio de 1803 solicitó se le concediera el grado de Brigadier. El 9 de abril de 1804 Sobre Monte le comunicó que el Rey había resuelto en su pedido que "se tuviese presente su mérito". El 16 de octubre del mismo año formuló igual solicitud, elevada el 16 del mes siguiente, con igual resultado.
      En 1805 cuando se supo el rompimiento con Inglaterra, y temiéndose que esta nación hostilizara las costas del Río de la Plata. Allende bajó a Buenos Aires de motu-propio, al frente de 300 milicianos que a su costa había reunido y armado.
      Cuando en 1806, el Virrey Sobre Monte, se puso desde Córdoba en camino para Buenos Aires al frente de las milicias que organizó en aquella ciudad; trajo consigo a Allende, como segundo jefe de la expedición. Comisionado por el mismo Virrey en Montevideo para reconquistar a Maldonado ocupado militarmente por una división británica, no hizo "otra cosa más que presentarse, dar vueltas, ir, venir, llegar a Pando, volverse de aquí, y en una palabra, incurrir en el ridículo".
      Destacado más tarde al frente 800 soldados de caballería y algunas piezas de artillería volante para impedir el desembarco de las fuerzas del general Samuel Auchmuty en la costa montevideana, se comportó Allende en esta comisión con notoria flojedad, limitándose a situarse en una altura, desde donde presenció el desembarco sin tomar ninguna medida para impedirlo; y, finalmente, huyendo sin disparar un tiro cuando la primer división del ejército invasor se halló en tierra y ocupó situaciones estratégicas.
      Depuesto Sobre Monte, Allende, que se había granjeado el desprecio de todos, se retiró del teatro de los sucesos, regresando a Córdoba, donde le sorprendieron los sucesos de Mayo de 1810
      Con Liniers. de inmediato se pusieron a organizar la reacción contra tales acontecimientos, pero con tan mala suerte que al llegar a aquella provincia el Ejército Auxiliar al mando del coronel Ortiz de Ocampo, fueron tomados presos todos los cabecillas de aquel movimiento y ejecutados en Cruz Alta, en el lugar llamado "Monte de los Papagayos", el 26 de agosto de 1810. Se dice que el coronel Allende había dirigido una carta a sus enemigos declarando "que por desgracia suya se había comprometído con el Obispo y el Gobernador de Córdoba a sostener la causa más contraria a sus convicciones; pero que hallándose colocado entre la ignominia y la muerte, optaba gustoso por ésta".
      Sus cenizas fueron exhumadas y trasportadas a España en 1862, a pedido de aquel gobierno

      En su testamento fechado el 19-V-1798, declara tener un hijo natural en el Cuzco llamado Mariano Santiago


      Fuente : Biografias Argentinas y sudamericanas, J. Yaben / recopilacion por Guillermo Garcia

  • Fuentes 
    1. [S112] Los Antepasados, A lo largo y más allá de la Historia Argentina, Ibarguren Aguirre, Carlos Federico, (Trabajo inédito), Tomo I, Los Ibarguren, Apéndice III (Confiabilidad: 3).

    2. [S179] Biografías Argentinas, Yaben, Jacinto R., tomo 1 pag 110 (Confiabilidad: 3).

    3. [S137] Nuevo Diccionario Biográfico Argentino, Cutolo, Vicente O., (Editorial Elche, Buenos Aires, 1968. De este diccionario se editaron varias ediciones actualizadas, hasta el 2004.).

    4. [S451] Medrano Balcarce, Juan Manuel, Medrano Balcarce, Juan Manuel, (jmedrano76(AT)hotmail.com).

    5. [S451] Medrano Balcarce, Juan Manuel, Medrano Balcarce, Juan Manuel, (jmedrano76(AT)hotmail.com), https://familysearch.org/ark:/61903/1:1:XFPL-R15.